Por razones varias hemos decidido derivar las consultas al grupo de Facebook. Podréis seguir viendo al foro para leer los mensajes pero ya no se podrá publicar nuevo contenido. Gracias.
Ir a la web de Alba o Ir a las consultas en Facebook
AVISO IMPORTANTE: Este foro está cerrado.
Testimonio frenillo. ¿Dientes???
  • erdael 16/11/2014





    <?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />Hola, es la primera vez que escribo pero he leído y releído  muchos post que me han ayudado muchísimo.
    Ahora que mi bebé va camino de los 4 meses, me siento con energías para contar
    los inicios de mi lactancia por si puede servir de ayuda a alguna mamá que lo
    esté pasando mal.
    Mi marido y yo tenemos frenillo con lo cual teníamos todas las papeletas para
    nuestros hijos (yo sí pude mamar pero mi suegra dice que su hijo “era un
    vampirito")
    Con nuestro primer hijo, madre primeriza, nos dimos cuenta del frenillo cuando
    tenia un mes. Se lo cortaron, pero tras tres meses de lactancia insufrible,
    diferida, mixta, etc, y sin ningún apoyo, abandoné.


    Con nuestro segundo hijo, lo primero que pregunté a la matrona cuando nació fue si
    tenía frenillo (antes que el sexo, que no había querido saber durante el
    embarazo). Pensé que al cortárselo recién nacido, todo iría sobre ruedas. Se lo
    cortaron antes del alta, pero el dolor era insoportable (lo dice alguien que ha
    tenido 3 partos sin epidural) y a la semana también abandoné.


    Tras dos lactancias fracasadas, con nuestro tercer bebé estaba decidida a hacer más
    aún por salvar la lactancia. Nació también con frenillo y los dos pediatras que
    lo vieron me dijeron que el frenillo no interfería en la lactancia. Entre el
    ego de los pediatras y el desconocimiento de las matronas, salí ya del hospital
    bastante desesperada. Del alta y sin pasar ni siquiera por casa nos fuimos a
    otro hospital con cirugía pediátrica y a los 5 días ya tuvimos cita para
    cortárselo.
    Con este corte la cosa no mejoró nada y me puse en contacto con una asociación de
    lactancia en la cual la matrona me dijo que creía que se habían quedado cortos
    al cortar. Me contó que ella también había vivido lo mismo con su hijo y lo
    había llevado a Barcelona a cortar con el doctor Ruiz. A la semana siguiente
    estábamos montados en un avión camino de Barcelona.
    Mientras
    tanto cultivo, mastitis, grietas, dolor insufrible, probióticos, antibióticos,
    tomas eternas, jeringas, sacaleches, etc. Volvimos de Barcelona muy ilusionados,
    pero a las tres semanas y a pesar de hacerle los ejercicios el frenillo se
    reprodujo (al parecer pasa en el 10% de los casos).
    Me di
    un “descanso” con lactancia diferida, aunque no dejé un solo día de darle
    pecho, y tras un mes de antibióticos,  empecé
    de nuevo a ponerlo al pecho cada vez más y a reducir los biberones (el calma de
    medela me dio la vida).


    Sobre los dos meses y medio, gracias a que su boca había crecido y habíamos
    optimizado las posturas y el agarre, empecé a notar que el dolor era soportable
    y que ahora lo podía empezar a llamar gran molestia.


    Lo volvió a examinar un cirujano maxilofacial y me dijo que podía operarlo
    (hubiera sido la tercera vez), con anestesia general  y decidimos que no le volveríamos a hacer
    pasar por eso. Yo podía aguantar el dolor y parecía que iba mejorando. Las
    tomas son muy largas y además pide cada hora, hora y media, e incluso a la
    media hora, pero he decidido aguantar así. Con menos de 4 meses pesa 7 Kgs
    (para lo cual está todo el día mamando), y espero que cuando empiece con AC me
    pida al menos cada 2 horas.
    Escribo
    todo esto para dar ánimo a otras mamás y decirles que si pasas la frontera de
    los 3 meses todo va mejorando. Evidentemente no es una lactancia ideal porque
    todavía molesta, pero esta molestía la habría firmado sin dudar los dos
    primeros meses. Para mí fue fundamental la ayuda de la matrona de la asociación
    por los ánimos que me dió y por el diagnóstico con cultivo de mastitis que
    conseguimos curar.
    También
    me gustaría plantearos la preocupación que tengo: los dientes. Si el niño no
    saca la lengua y por tanto no cubre bien la encia, me temo lo peor cuando le
    salga el primer diente. ¿Alguna mamá de niño con frenillo o alguna asesora me
    puede contar su experiencia con los dientes? Después de todo lo que hemos
    pasado no me gustaría tener que destetara los 6 meses.


     





  • CoquiCoqui 16/11/2014

    Ánimo erdael, sé lo q duele.... Al mío lo operamos con tres meses d un grado 3-4 y hasta ls siete no empecé a notar mejoría.... No sé cómo puede afectar l salida d dientes n tu caso, pero l boca les va creciendo, abarcan más areola y lo mismo no es tan molesto más adelante a pesar d ls dientes. A mi bebé le salió l primero con 9 meses y más o menos lo llevamos bien.
    A ver qué te dicen otras mamis... Besos.

  • erdael 16/11/2014

    Gracias Coqui por tus ánimos. Solo la que pasa por esto, sabe lo que se siente; hay mucha incomprensión: "métele un biberón ya". Espero que le salgan los dientes lo más tarde posible.

  • sakura_80 16/11/2014

    Hola. A mi hija la operamos con 4 meses y medio de un tipo 4. No lo detectamos antes, por desconocimiento y cuando, gracias a un contacto por mail con una asesora, lo empezamos a sospechar, sus pediatras, que saben lo mismo de lactancia que sabía yo, insistían en que no había. La operación la hizo el Dr Parri y fue muy bien. Ella era demasiado mayor y ya había aprendido a succionar mal. A pesar de todo hubo mejoras en su succión, en los gases y en mi mastitis subclínica. No fue hasta que cumplió 7 meses que noté que era capaz de vaciar el pecho sin hacer compresión mamaria. Yo también temía que la salida de los dientes supusiese otro bache más, porque sigue cerrando mucho la boca. El primer diente le salió hacia los nueve meses y medio, y de momento no tenemos más. En este tiempo sólo he recibido dos mordiscos en el pezón, uno en una situación estresante para ella, y otro jugando. En los dedos me ha mordido muchas más veces jugando, y me ha dolido más! Veremos qué pasa cuando salgan más, porque ahora al agarre "poco ortodoxo" hay que añadir las posturas inverosímiles de mi pequeña terremoto de 11 meses.
    Si quieres leer sobre una experiencia con frenillo, y problemas con los dientes, busca el post de mordiscos de Divinamente. Ella lo solucionó de una forma un tanto peculiar, pero como siempre sirvió de ayuda para otras mamis del foro.
    Espero que vuestros dientes os sean leves.

  • Cuore_2003 17/11/2014

    No tengo experiencia en frenillo, afortunadamente, pero sí en roce y dientes.

    La verdad es que cada vez que a mi hija le salen los dientes modifica la forma de succionar (no me preguntes por qué pero esa es la realidad) y los dientes producen un roce bastante molesto que en ocasiones he tenido que paliar aplicando unas tiritas que Divinamente compartió conmigo (el link que te comenta sakura_80 es éste: http://www.albalactanciamaterna.org/foro/discussion/7029/mordiscos/p1)

    Luego de un tiempo, vuelve a succionar adecuadamente o los pechos se acostumbran, no sé.

  • erdael 17/11/2014

    Gracias por vuestra ayuda. Voy a leer ese hilo y espero que podamos superar también esa nueva etapa.

Bienvenida, forastera!

Este foro ya esta cerrado.

Inicie la sesion Registrarse

En este debate

¡Novedades en el foro!

Ahora puedes guardar borradores, enviar mensajes privados o subir imágenes con Alba Fotos.